Adrián Lamo:


El mundo de la informática conoce a este estadounidense con el curioso apodo de “El hacker vagabundo”. Esto se debe a que todos los delitos por él cometidos, tales como introducirse a la red de Microsoft, o incluirse en la lista de expertos del New York Time, fueron realizadas desde redes públicas como cibercafés o bibliotecas. Otro de sus trabajos conocidos fue la detección de fallas de seguridad en las redes de Fortune 500. En la actualidad se desempeña como periodista.