EL LOCO QUE DA PALMAS POR LA CALLE

-Pero hombre, ¿por qué vas por la calle dando palmas? -Pues hombre, ¿por qué va a ser? ¡Para espantar a los elefantes! -¡Pero sí aquí no hay ninguno! -¿Ves como funciona?