kevin

Hace tiempo, en un lugar que nombrar me hace temblar de miedo… existió una mujer que era el asombro y la envidia de muchos, ISABEL era su nombre y como princesa de cuento, aquella niña era perfecta, tenía los ojos grises como la luna, cabello negro y largo liso y birllante, blanca como la nieve y labios tan rojos como la sangre.

Isabel era querida por todos y admirada y celada por muchas, aunque nadie sabía quien era su familia o de donde venía su belleza era tal que estas dudas se olvidaban cuando ella pasaba.

Kevin, un chico guapo y popular en el lugar, no dejaba de pensar en aquella y misteriosa mujer que a nadie hablaba si no solo de saludo, el era cautivado por su belleza y asombro. un día decidió seguir sigilosamente a la bella isabel, quien caminaba hacia un bosque aledaño.

a Kevin le pareció extraño que ella se adentrara a este bosdque ya que era famoso por ser tenebroso y oscuro, pero su deseo por estar cerca era tan fuerte que no dudo en adentrarse, cuando Isabel entro al bosque su aspecto cambió, se veia cansada y agitada, casi no podía andar; Kevin asombrado por ese comportamiento decidió esconderse y ver que hacía isabel, que ya no era aquella belleza, sino una mujer rara y cansada, Isabel llego a una puerta de roca y de pronto un grito escalofriante salio de su boca e inmediato la puerta se abrió y entro, antes de cerrarse la puerta Kevin logró entrar, pero lo que vió lo dejo pasmado y asustado: el piso del aquel cuarto esta repleto con cadaverres de mujeres desaparecidas del lugar, algunas desfiguradas otras, parecian como si un mostruo las hubiera devorado y escupido.

cuando Kevin giro su mirada hacia isabel, miró aterrado como esta hermosa mujer decapitaba a una chica mientras decía: -“preciosa, gracias a tu juventud y belleza, puedo sentirme bella”-, Kevin trato de escapar pero fue en vano Isabel lo vio y como un Demonio se abalanzo sobre el , apagando así su vida.

Nadie, ni siquiera su familia volvió a saber de Kevin, pero se dice que este diambula en la noche tratando de advertir a los pueblerinos del lugar sobre Isabel, quien hasta la luz de hoy sigue paseandose por el pueblo buscando a kien devorar.